La generación JASP Plus: el caso de Codesfera

2 02 2015

48751_0La generación de los JASP (Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados) se popularizó gracias a un anuncio televisivo de los años 90. Esos jóvenes que vivieron la última crisis del S.XX, están ahora en la treintena y la cuarentena. Se trataba de una generación muy preparada que tenía que enfrentarse a un mercado de trabajo adverso, que no facilitaba para nada su integración dentro de los circuitos laborales. Hoy los jóvenes españoles se encuentran a una situación semejante pero hay algo que les diferencia de los JASP originales. Tal vez, están más sobradamente preparados, pues cuentan con un plus  a mayores como son los idiomas.

Enrique, Juanjo, Toni, Samuel y José Miguel son miembros de esta nueva generación los JASP Plus. Cinco talentos de la informática y la ingeniería que lejos de quedarse de brazos cruzados o de cruzar las fronteras de nuestro país, se juntaron al acabar sus carreras universitarias para arrancar un apasionante proyecto, que ha desembocado en la empresa Codesfera.

Arreglar ordenadores o cambiar routers no era nuestro sueño. Durante mi trabajo de fin de carrera, había desarrollado un programa de paddle, que gestionaba automáticamente torneos y todos los elementos organizativos que ello conlleva. Como todos estábamos parados nos pusimos a trabajar en él para mejorarlo y  comercializarlo” (José Miguel Guasch).

Este proyecto sirvió de punto de arranque y, en el momento en el que fue necesario facturar, se constituyó la empresa. Antes solo hubo mucho trabajo y no fue necesario que contasen con ninguna figura empresarial que les amparase. Solo cuando llegó el lanzamiento comercial crearon una sociedad. José Miguel enlazó su proyecto de fin de carrera con la puesta en marcha de su empresa. Fue una transición espontánea, en la que supo aprovechar y vender su trabajo académico como un proyecto más dentro de su empresa. No les resultó muy complicado hacerse hueco en el mercado, pues en Ibiza existe una fuerte especialización en el sector turístico, que deja menos colapsados otros ámbitos en los que Codesfera ha podido adentrarse sin tantas dificultades.

“Para empezar este proyecto, todos éramos necesarios y el ser tantos nunca ha supuesto un obstáculo. Somos amigos y nos conocemos desde hace mucho tiempo; ya sabíamos cómo trabajamos y aunque hemos tenido algunos rifi-rafes , rápidamente, siempre llegamos a un entendimiento. Cuando el día de Reyes tienes que levantarte de la mesa para ponerte a programar y sabes que el resto está haciendo lo mismo, lo haces gustosamente y te das cuenta de que merece la pena estar junto a ellos” (José Miguel Guasch)

A través del relato de José Miguel Guasch, conoceremos más de cerca su experiencia y la de sus compañeros en el “Libro de Ruta del Emprendedor“.

Anuncios




Emprender a ciegas

29 01 2015

SalviA la hora de emprender, como en cualquier otra faceta de la vida, las barreras nos las ponemos nosotros. Nos cargamos las espaldas de escusas para no actuar y permanecer inmóviles. Curiosamente, de esto no entiende Salvi Melguizo. A ella no hay quien la pare, ni obstáculo que le haga tropezar. Desprende vitalidad a raudales.

Salvi  se diplomó en fisioterapia en la Universidad Autónoma de Madrid en el año 1990. Nada más acabar sus estudios, no se lo pensó dos veces, y mientras realizaba trabajos esporádicos y suplencias en hospitales, se puso a estudiar unas oposiciones que, en tan solo un año, consiguió aprobar. Su destino definitivo lo conseguiría en el año 1994, en el turno de tarde del Hospital Gregorio Marañón en Madrid. Fue tres años más tarde cuando su vida dio un giro inesperado. Tres de sus mejores amigos, colegas de profesión, la proponen montar una clínica privada de fisioterapia. No la costó mucho decidirse. Pero aquella  primera aventura no duró demasiado.

“Al final quedamos la que era una de mis mejores amigas y yo. Barajamos disolver la sociedad o seguir las dos juntas. Analicé sosegadamente la situación. Trabajo, para dos, no había, pero tampoco me convenía dejar la actividad, pues necesitaba ingresos extra a mi trabajo en el Gregorio Marañón. Una hipoteca y un importante préstamo que solicité, para poner en marcha la clínica, cargaban sobre mis hombros y con el salario que tenía iba a ser imposible poder soportarlos. Entonces, decidí seguir sola”.

Actualmente, trabajan, en su Clínica SM, nueve personas, siete de las cuales son fisioterapeutas, como ella, más un administrativo y una limpiadora. Desde que tomó, en solitario,  las riendas de su negocio, fue llevando a cabo diferentes acciones para atraer clientes.

“Siempre hay que hacer algo, sea lo que sea, y siempre acorde al momento y a las tendencias. Cuando los anuncios de prensa dejaron de funcionar, di el salto a las redes sociales. El hecho de pensar en cómo activar el negocio, garantiza su supervivencia. Ahora apuesto por el desarrollo de contenidos a través de los diferentes blogs que gestiono”.

Pero Salvi y sus trabajadores no son los únicos inquilinos de la clínica, pacientes aparte. Neivy y Lila son los dos perros guía que cohabitan en el centro de trabajo con sus dueños. ¿Barreras? ¿De qué me estás hablando?

Salvi Melguizo es una de las diez historias de emprendedores que puedes conocer en “El libro de ruta del emprendedor“.

Y no pierdas a Salvi en su Twitter porque es única con sus podcast. @bimbalablanca





Ciclismo y emprendimiento en un mismo proyecto

22 01 2015

Miguel InduráinTrabajo, constancia, pasión, motivación, liderazgo, humildad, innovación… son solo algunas de las cualidades y los valores con las  que todo buen deportista ha de contar,  si quiere obtener buenos resultados. Paradójicamente, son los mismos que caracterizan a los emprendedores, cuyo perfil  tiene  muchas similitudes con el de los deportistas. Qué mejor forma de impulsar el espíritu emprendedor que a través del deporte y sus valores.

El libro de ruta del emprendedor”  hace un repaso de las cualidades y las virtudes que todo emprendedor ha de tener, las cuales se van descubriendo y analizando a través del ciclismo y de la figura de Miguel Induráin, quíntuple vencedor del Tour de Francia. Miguel Induráin fue un gran deportista, pero también un gran emprendedor, que con sus grandes dotes físicas y psicológicas, supo alcanzar el éxito, ligando todos los ingredientes que tanto un deportista como un emprendedor, que ansía lograr sus metas, ha de saber amasar. Una forma diferente, pero muy ilustrativa para comprender y entender que el emprendimiento es una carrera de fondo, que se nutre de los mismos principios y valores que el ciclismo.

Este proyecto ha sido impulsado por David Sánchez  Sáez, a través de marcha una campaña de crowdfunding con la que se recaudaron  los fondos necesarios para su publicación. Con esta obra pretende dar una visión realista y práctica del emprendimiento, huyendo de las modas y los mensajes vacíos y trazando con responsabilidad el camino que todo emprendedor ha de seguir, si quiere lograr el éxito. Su experiencia como asesor de empresas y emprendedores e impulsor de proyectos,  le han llevado a afrontar este reto, que hace frente a la visión simplista y sesgada que, erróneamente, se hace del mundo emprendedor. Emprender es algo serio y, en la actualidad, muchos lo ven como la última y única salida a su dramático estado personal y profesional, lo cual, por lo general, no hace más que agravar su situación. El emprendimiento es una gran alternativa, pero no es una varita mágica.

Además, en el libro, se incluyen 10 historias de emprendedores anónimos que han de servir de ejemplo a todos aquellos que quieran iniciarse en la aventura del emprendimiento. Proyectos empresariales llevados a cabo por personas de diferente edad, distinta formación, con situaciones personales variopintas, de pueblos y ciudades… hombres y mujeres que, solos o en compañía, un día decidieron crear su propia empresa.





La faceta emprendedora de Fernando Berlín

22 01 2015

Le conocemos de escucharle en la radio, de verle en la televisión, de leerle en www.radiocable.com, incluso de tomar café con él y el resto de la  resistencia, todas las mañanas, gracias a  “La Cafetera“, que tiene en la azotea de su casa. Fernando Berlín es uno de los periodistas más conocidos y reconocidos de nuestro país, pero muy pocos saben de su faceta como emprendedor.

Fernando Berlín es uno de los protagonistas de “El libro de ruta del emprendedor” en el que nos cuenta su experiencia profesional y personal como freelance de la comunicación.

Hace más de 20 años, cuando apenas se hablaba de emprendimiento y nadie había oído hablar de los freelances, él, apostó  por esta fórmula  de trabajo y esta filosofía de vida. Este licenciado en historia, con tan solo 16 años,  ya comenzó a ayudar a su tía en su laboratorio de fotografía, lo que supuso el pistoletazo de salida  para que, ya en solitario, hiciese trabajos gráficos por su cuenta, que, poco a poco, fue enriqueciendo con textos.

“Empecé a enfocarme hacia el mundo del reportaje y a ofrecerlo a medios de comunicación, pero, siempre, desde una perspectiva bastante autónoma, de freelance, porque era el ejemplo que yo había visto y conocía. Luego, en una profesión como ésta, que es de muy largo recorrido y en la que una cosa te lleva a la otra, comencé a colaborar en un programa de radio local de Madrid, y a raíz de aquello se me apareció Internet y fue, entonces, cuando monté Radiocable”.

Emprendedor y, como tal,  visionario pues Radiocable fue la primera radio comercial  española en emitir por Internet, allá por el año 1997. Con tan solo un mes de vida,  Microsoft incorporó esta iniciativa en su ranking “Best of web”, incluyéndola entre los 30 mejores medios del planeta, junto a  los prestigiosos Washington Post y Wall Street Journal. Poco a poco el proyecto fue cobrando peso y aunque en los últimos tiempos venía siendo un web de información política y de actualidad, recientemente ha iniciado una nueva andadura con su programa diario de radio  “La Cafetera”, que, poco a poco, con grandes dosis de ingenio y fomentando la participación con el oyente, se va haciendo hueco en la parrilla de programas radiofónicos. Pero, además, Fernando colabora para muchos medios de comunicación como profesional independiente de la comunicación.

“Con la crisis se han acabado los puestos de trabajo, pero lo que no se ha acabado es la necesidad de trabajo. Las empresas siguen necesitando que alguien realice esas tareas y el dinero existe, sigue fluyendo. Si eres capaz de dominar las habilidades que se demandan, tienes muchas más posibilidades de trabajar en buenas condiciones y ser un producto de más valor”.

En Fernando Berlín  encontramos un modelo a seguir. Una forma de ganarse la vida, que es perfectamente transferible a otros profesionales de la comunicación o de otros ámbitos profesionales. Su  historia y su visión sobre el emprendimiento  están recogidas  recogidas en “El libro de ruta del emprendedor“.





¿Se puede emprender en Geografía?

20 01 2015

Uno de los principales problemas con los que se encuentran los geógrafos es que la sociedad desconoce cuáles son  sus desempeños, más allá de la docencia o de memorizar nombres de ríos y países y ubicarlos en un mapa.  A pesar de su amplio recorrido como disciplina y a su capacidad de adaptación a las necesidades de cada momento histórico, en los últimos años, no ha sabido encontrar su hueco o más bien no ha sabido transmitir a la sociedad, las empresas y las Administraciones qué papel puede jugar dentro de un mundo tan complejo como en el que vivimos.

tierra-1Fruto de estas circunstancias, los geógrafos se han dado de lleno con un mercado laboral reacio, en el que compiten en desventaja con otros profesionales cuyas funciones están más claras. No tienen por qué ser el mejor perfil, pero, al menos, el contratador, es capaz de identificar claramente qué sabe y qué campos controla. Todos sabemos con qué relacionar a un Licenciado o Graduado en Derecho, pero ¿Y a un Licenciado o Graduado en Geografía? De entrada, los geógrafos, llegado el caso de que sean preseleccionados  para una entrevista, tienen que empezar su discurso explicando a qué se dedica la Geografía. Es por ello, por lo que es muy raro que en los portales de empleo o en la convocatorias públicas nos encontremos ofertas destinadas a Licenciados  o Graduados en  Geografía; en la mayoría de los casos quedan excluidos y no se cuenta con ellos, a pesar de que su perfil sea el más adecuado para ese puesto de trabajo.

Curiosamente, los conocimientos que poseen los geógrafos y, sobre todo, sus habilidades y capacidades les posicionan como grandes profesionales, desarrollando importantes labores en campos tan de actualidad como el medio ambiente, el urbanismo, la cartografía y los sistemas de información geográfica (SIG), el desarrollo local, económico y empresarial, el marketing  o la gestión de los servicios públicos, entre otras. Todos ellos son ámbitos muy demandados por la sociedad y el tejido empresarial  y administrativo español. Por tanto, éstos, son conocedores de sus necesidades y problemas y, por consiguiente, buscan soluciones que los geógrafos controlan perfectamente y les pueden ofertar.

Emprender en geografía es posible, e incluso puede resultar más fácil autoemplearse como geógrafo que ser contratado por cuenta ajena, ya que serán los servicios que prestemos  nuestra carta de presentación  y  no nuestra titulación. Independientemente, de que se ha de seguir trabajando en la difusión de  las bondades de la Geografía y su papel dentro de las relaciones humanas y medio ambientales, si se quiere trabajar dentro de su atmósfera y en vistas al modelo socioeconómico actual y al mercado de trabajo, el autoempleo se presenta como una  alternativa más para la integración laboral de los geógrafos.

Posiblemente, ésta opción sea vista con ciertas reticencias por muchos, pero cada vez son más los que se inclinan por este camino. Si la situación laboral de los geógrafos siempre ha sido comprometida, ahora más.

Un claro ejemplo de geógrafo emprendedor lo encontramos en Francesc  Alemany, quien hace 15 años, crease, junto a otro socio, ATC una empresa de asesoría y consultoría de servicios territoriales, principalmente orientada a satisfacer las demandas de la Administración Pública catalana. Actualmente, ATC tiene sedes en Barcelona y Gerona y cuenta con 20 empleados, de los cuales el 80% son geógrafos.

 “Al principio, cuando trabajábamos en temas de planeamiento urbanístico, teníamos que luchar con los arquitectos, que nos hacían pasar hasta vergüenza, porque subestimaban nuestras capacidades. Con el tiempo, han acabado reconociendo nuestra valía y las parcelas en la que somos más útiles y válidos. Los geógrafos somos capaces de entendernos con diversos especialistas, porque tenemos conocimientos en diferentes materias y, por tanto, contamos con la suficiente capacidad para coordinar y liderar proyectos. Pero para que esto sea así tenemos que ganarnos su respeto y, una vez que lo tenemos, hemos de hacer bien nuestro trabajo”.

Francesc AlemanyPara los geógrafos, gracias al emprendimiento,   las oportunidades emergen  y los trabajos se materializan, como en el resto de profesiones, en múltiples  ocupaciones que pueden ir desde el diseño de campañas de marketing a la optimización de rutas de transporte. El caso de Francesc Alemany es un  ejemplo muy ilustrativo de lo que los geógrafos hacen. Hay muchos profesionales como él,  a lo largo y ancho de nuestra geografía, pero su firme convicción, respeto y defensa por esta disciplina, le convierten en todo un referente para geógrafos, emprendedores y, muy especialmente, para aquellos universitarios, principalmente los que se decantan por carreras minoritarias y con frágil reconocimiento social, que una vez obtienen su anhelado título, han de retomar el rumbo de sus vidas e iniciar un nuevo bagaje de destino incierto.

Si quieres conocer más de la iniciativa de Francesc Alemany en el “Libro de Ruta del emprendedor” te lo contamos.

¿Se puede emprender en Geografía? La respuesta es contundente: Sí.





Natalia Pedrajas: Genio y Figura

19 01 2015

Una de las emprendedoras que podremos conocer en el “Libro de ruta del emprendedor” es Natalia Predrajas. Fue una gran suerte que Elena Melgar, presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Madrid, me hablase de ella.

Natalia PedrajasNatalia es una joven madrileña llena de vitalidad, que tras finalizar sus estudios de Psicología puso en marcha un proyecto novedoso y, ciertamente, rompedor. De forma natural, como es ella, su idea inicial fue haciéndose grande y APEC (Apoyo Psicológico En Casa), hoy día,  está presente en gran parte del territorio nacional. Gracias a su proyecto, Natalia ha acercado la psicología a la casa de los pacientes lo que, además de la comodidad que les supone, permite llevar a cabo terapias más efectivas.

A Natalia se le puede poner, sin ningún tipo de tapujos, el cartel de CEO (Creadora de Empleo y Oportunidades), ese término que, hoy, tantos se atribuyen a sí mismos sin merecerlo. Ella sí que puede presumir de ello, porque con APEC ha sido capaz de que más de 80 personas hayan encontrado una oportunidad y un puesto de trabajo y, todo ello, curiosamente, sin que haya contratado a ninguno de ellos. Éste es el principal beneficio que APEC obtiene, el social, que más allá de los rendimientos económicos es el que más satisface a su creadora. “Mucha gente no comprende que yo busque más el beneficio social que el económico. Creo proyectos sostenibles en el tiempo, que no se basen únicamente en los beneficios económicos. Yo soy más rica cuantas más personas estén asociadas al proyecto, ese es el indicador que verdaderamente me importa y no lo que pueda cobrar por ello”.

El ejemplo de Natalia puede servir a muchos jóvenes que han acabado su carrera para que vean algo de luz ante un panorama tan negro y adverso. No hay escusas que valgan. Con trabajo e ilusión las cosas se pueden conseguir, tan solo hay que afrontar los retos  con positividad y entusiasmo.

Natalia   aborrece las normas y las jerarquías del mundo empresarial y actúa con total naturalidad y con cierta rebeldía, dando rienda suelta a su alma para que sea ésta quien la conduzca hacia su propio devenir. Ha creado una nueva fórmula de atención psicológica, un nuevo modelo de cooperación intra-profesional, una innovadora forma de trabajar.

La experiencia de Natalia Pedrajas es una de las diez historias emprendedoras que podrás conocer en “El libro de ruta del emprendedor“.





El libro de ruta del emprendedor

13 01 2015

Cada vez que acudo a una jornada sobre emprendimiento acabo cabreado, por la exaltación que se hace de los emprendedores que levantaron grandes imperios. Gran mérito el suyo, pero creo que no es la mejor forma para ilustrar lo que es el emprendimiento y más si lo que perseguimos es acercar este concepto al conjunto de la sociedad. ¿No es más didáctico mostrar pequeños proyectos? Empresas y actividades cotidianas, tangibles y abarcables, no grandes empresas que cotizan en bolsa y que nada tienen que ver con el emprendimiento más común. Para emprender, hay que hacerlo despacio y desde la base; lo normal es que no lleguemos a ser grandes empresarios que coticemos en el IBEX, pero posiblemente podamos vivir felices de nuestro trabajo, haciendo lo que nos gusta ¿Qué más podemos pedir?

Ejemplos de grandes emprendedores hay unos cuantos en España y en el mundo, pero ejemplos de emprendedores anónimos hay muchos y muy buenos. Y ese es el objetivo de esta obra, dar a conocer casos de emprendedores sencillos, con los que, fácilmente, nos podamos identificar. Puede tratarse de nuestros vecinos, del tendero de abajo, de nuestro padre… Para ser un buen emprendedor no hace falta facturar cientos de miles o millones de euros. Seguramente aprenderemos mucho más de estos casos que si nos hablan de los grandes, lo cual nos puede llegar a amedrantar y asustar.

Diez serán las historias de emprendedores que conoceremos en este libro.  Diez ejemplos en los que nos vamos a encontrar de todo: hombres y mujeres, jóvenes y mayores, universitarios,  discapacitados, habitantes de ciudades y del medio rural, personas que emprendieron en solitario, otras en grupo… un elenco muy amplio de caracteres que, seguramente,  compartimos y que están acompañados del adjetivo “emprendedor”. Diez iniciativas anónimas, que a través de sus protagonistas podremos conocer y de las que podremos aprender. Salvi, Francesc, Mari Geli, Jorge, Elena, Luis, José Miguel, Natalia, Fernando y Miguel compartirán con nosotros su historia, el camino que un día decidieron tomar y el cual no nos dejará indiferentes.

10 historias de emprendedores

Dar a conocer casos como el de estos emprendedores, es lo que me llevó hace ya cuatro años a empezar a escribir este libro. Una obra diferente, siempre encaminada a dar una visión realista y cercana del emprendimiento, usando un lenguaje claro y articulando un argumento sincero y práctico, alejado de modas y discursos fáciles. Emprender es algo serio y conlleva compromisos y riesgos que no podemos asumir a las primeras de cambio. En “El libro de ruta del emprendedor” se descifran las claves a seguir y los puntos vitales que todo proyecto empresarial ha de contemplar.

Puedes colaborar en este proyecto accediendo a: http://vkm.is/libroderuta