Jorge y Elena, emprendedores a contracorriente

8 02 2015

AlabrasaSe complementan a la perfección. Forman un gran tándem y ellos lo saben. Gran parte de su éxito radica en un entendimiento pleno, en un respeto extremo y en una máxima compenetración de caracteres. Elena aporta arrojo, pundonor, capacidad técnica, preparación… Jorge coopera con sosiego, calma, método, análisis, visión… Esta pareja, en lo personal y en lo profesional, reencarnan el espíritu emprendedor en su esencia más pura. Una búsqueda continua por la excelencia de sus negocios, la innovación constante, el crecimiento permanente, siempre, un  poco más.

Han sido capaces de desmotar tópicos como que en pareja no se puede emprendedor o que para montar una empresa hay que tener experiencia. Lejos de amedrantarse, cuando ven posibilidades de éxito y el proyecto les parece atractivo, no se lo piensan dos veces y empiezan a trabajar para dar forma a su idea. En poco más de tres años han sido capaces de poner en marcha dos restaurantes y, todo ello, sin contar con ninguna experiencia en el sector de la hostelería.

“Fuimos muy autodidactas. Nos vimos todos los videos de Youtube sobre cocina y servicio de hostelería. Aprendimos muchísimo.  De todos modos con esto no fue suficiente, sobre todo en lo referente a la preparación de las pizzas, así que contactamos con uno de los pizzeros más prestigiosos de la región y Jorge se formó con él. Invertimos en una formación individual y personalizada, que fue trascendental para poder arrancar. Fue un punto de partida importantísimo. Supimos suplir nuestras carencias con formación, aunque tuvimos que pagar por ella, algo a lo que la gente no está muy acostumbrada. Es la mejor inversión que pudimos hacer”.

El Restaurante-Pizzería El Coso fue su primer proyecto. Alabrasa, es el segundo. En ambos casos, dieron mucha importancia al plan de empresa. Es una de las piezas clave de su éxito: analizar la viabilidad y anticiparse a lo que pueda suceder cuando todo arranque.

“Nos vino muy bien, es algo necesario y lo debería de hacer todo el mundo que quiera iniciar una actividad. Es muy fácil engañarte a ti mismo y hacer de un plan de negocio una estupidez. Lo importante es hacerlo con cordura y sensatez, ser realista;  nosotros, incluso, nos pusimos en el peor de los casos y, aún así, los números salían. Habíamos calculado el número máximo de pizzas que podíamos llegar a hacer en un día, pero no habíamos caído en que todas serían de repente. Siempre hay cosas que se te escapan, por muy atado que lo tengas todo.”

Como emprendedores natos, disfrutan arrancando nuevos proyectos. No les importa volver a empezar de cero.“Alabrasa” es el segundo restaurante que Jorge y Elena han puesto en marcha. El Coso, abría solo los fines de semana y el resto de días por la noche. Su relativa disponibilidad de tiempo y su afán por explorar nuevos campos culinarios y seguir ocupando huecos, que el sector deja libres en Peñafiel (Valladolid), les llevó, enseguida, a sopesar la posibilidad de montar un nuevo espacio gastronómico.

Elena y Jorge encarnan una de las 10 historias de “El libro de ruta del emprendedor“. Se trata de un libro que persigue acercar el mundo del emprendimiento a la sociedad, desde una óptica y haciendo hincapié, especialmente, en el verdadero valor de las personas.

Anuncios

Acciones

Information

One response

8 02 2015
Eduardo

Si señor los midas de la hostelería de Peñafiel, cada proyecto un nuevo éxito. Enhorabuena por vuestro saber hacer y por vuestro carácter. Sois grandes y especiales!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: